Todo el universo Android a tu alcance

Recuva para Android, cómo recuperar archivos borrados

Todos nos hemos enfrentado en alguna ocasión a la situación de intentar visualizar un archivo que han sido borrados por error del ordenador o del teléfono. Cuando ocurre eso, lo más habitual es intentar recuperar esa información y muchas veces sin éxito, teniendo como resultado final la resignación por perder definitivamente documentos y archivos.

Por fortuna, existen diferentes programas y aplicaciones gratuitas que funcionan de manera perfecta para recuperar archivos no almacenados automáticamente en las copias de seguridad y que se hayan borrado de un equipo fijo o móvil.

Cuando perdamos o borremos algún archivo, sea del tipo que sea, no hay que perder la calma, pues lo que ocurra posiblemente es que se haya perdido el acceso visual a ese documento, pero todavía será accesible siguiendo una serie de pasos.

Uno de los programas informáticos más fiables para recuperar información que creemos eliminada es Recuva, y a continuación os comentamos cómo funciona este software en los terminales con sistema operativo Android.

Cómo funciona Recuva

Este software es la primera opción a la que mucha gente acude cuando se trata de recuperar archivos perdidos. Recuva nació como un software para equipos informáticos. Para dispositivos móviles, la aplicación es gratis, pero no funciona directamente en el teléfono, sino que se pueden recuperar archivos desde el PC.

Recuva cuenta con tres versiones, la normal, la portable y la instalable y no necesita instalación de forma obligatoria. Desde un punto de vista técnico, es un archivo ZIP que al descargarlo desde el ordenador se mostrará de inmediato el contenido en este formato.

En el proceso de recuperación de archivos, los pasos a seguir son muy sencillos pues el programa dispone de una estructura sencilla que facilita de forma considerable la búsqueda del contenido. Tras descargar y ejecutar la herramienta, el usuario debe hacer clic en Next y en la siguiente ventana solicitar el tipo de archivo que se intenta recuperar.

Recuva facilita filtros para buscar archivos borrados según la tipología: imágenes, música, documentos, vídeos, archivos comprimidos y emails. Una vez seleccionado el primer filtro, se activa un segundo muy útil que es el nombre del archivo, pero este es solo válido si el usuario recuerda con precisión el nombre del archivo.

La búsqueda va a tardar más o menos tiempo dependiendo del método seleccionado, pues la búsqueda intensiva es más potente, también más eficaz, pero con ello agota más recursos del equipo.

Cuando la búsqueda finaliza, el programa muestra una lista con resultados y el usuario podrá marcar la opción “recuperar”. Los archivos que aparecen en la lista, el color que muestra cada archivo indica su estado. Si es de color verde, el archivo está en buen estado; si es de color amarillo, parte de la información se ha dañado. En caso de que el archivo se marque en color rojo, todos los datos se han perdido. Si se consigue recuperar el archivo, lo recomendable es guardarlo en una unidad distinta a la original.

Cómo usar Recuva en el móvil

Recuva en su versión móvil funciona solo cuando se desconectan las redes del teléfono, tanto WiFi como datos móviles. Android deja un espacio vacío para dejar el hueco antes de borrar un archivo. Si se actúa antes de que ese espacio se llene de nuevo, se podrá recuperar. En caso contrario, es posible que se pierde definitivamente.

Para usar Recuva en el teléfono hay que conectar el dispositivo al ordenador y activar la opción de usar el USB para trasnferencia de datos. Es entonces cuando se puede manejar el teléfono desde el ordenador como si fuera una carpeta más de almacenamiento.

Recuva es fácil de utilizar, pues ya hemos visto que las operaciones más habituales son las de “escaneo profundo”. Hasta el momento, no es posible descargar Recuva para Android, pero sí usar el PC para estas tareas de escaneo.

El camino inverso, eliminar los archivos permanentemente

Recuva y otros programas similares permiten recuperar archivos que creíamos borrados pero que en realidad permanecen en el dispositivo, aunque no accesibles en un primer momento. El camino inverso a recuperar los archivos eliminados sigue una dinámica similar.

Así, si queremos eliminar datos, no con clicar sobre borrar se consigue definitivamente, y estos pueden ser accesibles utilizando los programas mencionados. En el caso de que queramos “destruir” esa información, es decir, eliminarlos permanentemente, el proceso a seguir se inicia haciendo uso de un destructor de datos.

En los sistemas informáticos no basta con enviar los archivos a la papelera de reciclaje y vaciarla. Cualquier persona con acceso al disco duro puede recuperar los datos con facilidad. Esto significa que, en caso de reparar el PC, que este pase a otras manos o deshacerse del equipo, hacer desaparecer toda la información contenida en él es vital para no enfrentarse a ningún riesgo ni que la información circule sin permiso. Los destructores de datos sobreescriben los archivos con datos vacíos y así borran por completo la información contenida en ellos.

Eliminar datos de un equipo informático, sea fijo o móvil, no es tan fácil como borrarlos de la carpeta, de modo que hay que ser consciente del uso que se da a la información personal en estos equipos.

Nos haría muy feliz que comentaras algo sobre este artículo

      Dejar Comentario