Todo el universo Android a tu alcance

¿Tienes la velocidad de Internet que estás pagando?

Las pruebas de velocidad sirven para comprobar cuál es tu verdadera navegación

Los proveedores de servicios de Internet utilizan como uno de sus principales reclamos la velocidad de carga y descarga. Con la evolución de las nuevas tecnologías de intercambio de datos, cada vez se obtienen conexiones más veloces pero es posible que el usuario sólo disfrute de estas ventajas teóricamente.

Con demasiada frecuencia, las velocidades máximas de descarga que te venden al contratar un plan de  Internet no se consiguen nunca. Para comprobar cuál es tu velocidad real, lo más sencillo es hacer un test de velocidad.

¿En qué consiste el test de velocidad de Internet?

En términos generales, la velocidad de Internet es el tiempo que tarda en llegar la información desde un servidor o desde la red hasta nuestro equipo. Comprende tanto la velocidad de subida como de bajada y es verificable mediante el test de velocidad.

Con el test de velocidad puedes comprobar online y de forma muy sencilla tu velocidad de conexión a Internet real y comparar los resultados con los datos de velocidad máximos proporcionados por tu proveedor.  Se trata de una prueba que dura sólo unos 20-30 segundos y que mide varios parámetros: la velocidad de descarga de datos al ordenador, la velocidad de subida o upload y la respuesta o ping, que consiste en las milésimas de segundo necesarias para conectar el equipo a Internet.

Con el objetivo de lograr medidas lo más precisas y completas posibles, es recomendable realizar varios tests de velocidad en el mismo día, a diferentes horas. Además, para ejecutar la prueba hay que cerrar todas las aplicaciones abiertas y no estar realizando descargas, que son las que más afectan al rendimiento de la conexión.

 

Factores que afectan a la velocidad de Internet

Si los resultados logrados al realizar el test de velocidad no son satisfactorios, puede que haya factores no deseados que influyan y provoquen una conexión y navegación lentas.

El factor que más condiciona la velocidad es si la conexión se está realizando de forma inalámbrica y no por cable Ethernet al router. Lo cierto es que, en la actualidad, la mayoría de las conexiones son ya por Wi Fi pero muchas se ven afectadas por diversos condicionantes ambientales. Entre ellos los más importantes y habituales son:

  • Una distancia excesiva entre el router y el ordenador o dispositivo móvil;
  • Paredes que obstaculizan la propagación de una buena señal;
  • Interferencias de banda y frecuencias demasiado saturadas.

Nos haría muy feliz que comentaras algo sobre este artículo

Dejar Comentario